Un Desarrollador Web aprendiendo Metodologías de Diseño Gráfico

/ agosto 8, 2019/ Diseño/ 0 comments


La programación es una de las mejores herramientas para crecer profesionalmente pero no basta con entender la forma lógica de completar algunas tareas y problemas. Nada puede garantizar nuestro futuro. ¡Ni siquiera la programación! El chiste es que debemos tener claros nuestros objetivos y ser muy disciplinados con pasión.

No me creas a mi, pregúntale a los expertos 😉:

Sal de tu Zona de Confort

Un día tome cursos de Product Designer y Diseño de Interfaces y UX. Gracias a ellos entendí que más allá de lo estético y lo visual, existen patrones y soluciones que hacen la diferencia en la experiencia de las personas. Incluso, cuando hablamos de productos tecnológicos.

¡Muchas gracias a los profesores de Aerolab! ¡Son los mejores! 🔥👏

Las mejores aplicaciones y los mejores profesionales siguen procesos. Se preguntan el por qué y para qué antes del cómo. El resultado final por sí mismo es lo de menos. Lo más importante es la forma de llegar a la solución.

Ahora que sigo fielmente la filosofía de #NuncaPararDeAprender, he decidido que no debo tener miedo a estudiar cosas nuevas. Hasta las cosas que parecen de menor importancia pueden hacer la diferencia.

Te voy a contar lo que aprendí estudiando algunos cursos de diseño gráfico. Aprendí varias lecciones de cómo estudiar sin miedo puede ayudarnos en nuestras vidas profesionales o, así como a mí, puede transformar nuestra visión sobre la tecnología que inventamos y el uso que le damos. ¡Acompáñame!

Mitos y Mentiras del Arte

El arte se trata de crear productos o experiencias con objetivos estéticos y comunicativos. Podemos transmitir nuestras ideas, emociones y nuestra visión personal del mundo.

Sin embargo, el arte y el diseño van más allá de una secuencia de hacer las cosas “más fáciles” o “más bonitas”. Se trata de aprender diferentes técnicas, procesos y herramientas metodológicas para comunicar nuestras ideas en elementos visuales. Es la disciplina que resulta en obras y piezas increíbles gracias a la combinación de normas y procesos, originalidad, inspiración y creatividad.

Antes de pensar en el resultado o las herramientas que podemos utilizar, vamos a pensar el mensaje que queremos transmitir. Si trabajamos una ilustración, una fotografía o una pieza en lettering, los valores y cultura de las marcas que representamos deben estar ahí, implícita o explícitamente, pero allí.

Solo porque una idea se entiende NO significa que realmente funciona. Una simple resolución de ecuaciones y normas para formar ideas visuales NO garantizan un buen trabajo.

Metodologías de Pensamiento y Toma de Decisiones

Un proceso de toma de decisiones que puede llegar a ser tan simple o complicado como quieras. Se trata de encontrar el significado de nuestro trabajo y cómo podemos expresarlo de forma que conectemos con la audiencia.

El Mapa Mental es una metodología que nos puede ayudar mucho a tomar las decisiones conceptuales de nuestro proyecto y encontrar la mejor forma de comunicar los estilos o mensajes que queremos transmitir. Se trata de crear un diagrama de palabras que nos lleven a encontrar los conceptos clave de nuestra obra.

Por otra parte, el Moodboard es inspiración inteligente: un collage de elementos visuales que nos ayudarán a encontrar algunos estilos visuales con los que podemos trabajar.

Colores, tipos de letras, formas de integrar los elementos de la pieza, entre otras. Podemos construirlo en físico o digital, basándonos en un tema/idea central o de manera completamente aleatoria. El objetivo es juntar la inspiración necesaria para transmitir las ideas y nuestro toque personal de la mejor forma posible.

Conclusiones

Este paseo ha sido muy divertido y por supuesto que no acaba aquí. Tenemos la motivación de estudiar todos los días para crear nuevos y mejores proyectos que funcionan en la vida real.

 


COMENTA!!!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.