El liderazgo es lo que convierte a los buenos diseñadores en grandes diseñadores

/ agosto 8, 2019/ Diseño/ 0 comments


Hay diseñadores por todos lados. Casi podemos levantar una piedra y seguro encontraremos debajo de ella un diseñador gráfico enojado porque Photoshop acaba de cerrarse inesperadamente. El diseño gráfico, en muchas partes se enseña desde las secundarias y preparatorias, carreras técnicas y universidades; El diseño es una profesión muy noble que da muchas satisfacciones y hace del mundo un lugar más bonito y funcional.

Sí, hay muchos diseñadores y no es difícil encontrar muy buenos diseñadores gráficos: especialistas en diseño de marcas, ilustradores, editoriales, de interfaces, animadores, audiovisuales, etc. Convertirte en un buen diseñador no es fácil, requiere horas de estudio, tolerancia a la frustración, dominar varios paquetes de software, dibujo, técnicas gráficas tradicionales, tableta digital, métodos de impresión, edición de vídeo, técnicas de animación, práctica, práctica y más práctica.

Sin embargo, hay una delgada línea que separa a los buenos diseñadores de los grandes diseñadores y esa es la capacidad de ir más allá de ti mismo para replicar en otros su talento y visión. Todo gran creativo llega a un punto en su vida en la que se da cuenta que necesita de la ayuda y el talento de muchas otras personas para que su ideas tomen forma en el mundo. Se da cuenta que si quiere hacer grandes cosas no podrá hacerlas solo. Ese es el momento cuando se convierte en líder.

Un buen diseñador crea buenas piezas; un gran diseñador empodera a otros para crear grandes obras.

Hay algo que debes tener muy en claro: los buenos diseñadores, cuando quieren alcanzar proyectos más grandes, normalmente terminan uniéndose o trabajando para los grandes diseñadores. Esto ocurre porque los grandes proyectos normalmente no son confiados lobos solitarios o profesionistas errantes; sino a equipos, agencias, estudios y empresas que demuestren que tienen la solidez y fortaleza para afrontarlos.
El líder tiene una visión clara y un objetivo el cual cumplir. En el campo del diseño visual puede ser la idea creativa para una campaña, la solución que tu cliente necesita a un problema de comunicación, un nuevo producto a lanzarse, una serie de personajes, entre muchas otras cosas. El líder en el diseño sabe que para ver materializada esa visión y cumplir el objetivo necesita la ayuda de otras personas con igual o mayor talento que el, que sean capaces de realizar, enriquecer y alentar esa visión. Es ahí donde surge un equipo.

Un gran líder suma y multiplica las capacidades de todo su equipo.

Para ser líder no basta con mandar a otros. Eso lo puede hacer cualquiera con dinero o un cargo dentro de un organigrama y subordinados bajo su mando. Para ser líder hay que inspirar. Hacer que otros vean hacia donde estas viendo tu y animarlos a alcanzar juntos contigo la meta. Ser líder no es fácil, requiere empatía, claridad de objetivos, visión, capacidad para manejar personas y casar l mejor de cada una. Sin embargo el liderazgo es la puerta para alcanzar proyecto realmente grandes y ver materializadas tus ideas más trascendentes.

Si deseas desarrollar tus capacidades de liderazgo para poder desarrollar grandes proyectos, te invito a tomar el curso de Liderazgo y Gestión en Proyectos de Diseño.

 

Ruben Gomez


COMENTA!!!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.