¿Cuál es el secreto de los autodidactas?

/ enero 15, 2020/ Consejos Universitarios/ 0 comments


Los autodidactas saben enseñarse a sí mismos. Durante su vida desarrollan habilidades como la autodisciplina, la perseverancia y la investigación. Se caracterizan por ser curiosos incansables y esto los lleva a consumir conocimientos en distintos formatos, medios y a saber cómo preguntar por lo que necesitan para resolver problemas o sobrepasar retos que al comienzo parecían imposibles de descifrar.

Su capacidad para hacer conexiones o asociar entre sí la información que saben y la nueva es la que les permite cumplir sus objetivos. Una manera de hacer esto es utilizar la memorización como entrenamiento para recordar conceptos y relacionar las distintas perspectivas o posibilidades frente a una temática.

Con la motivación y el esfuerzo adecuados, todos podemos ser autodidactas. La ‘‘fórmula secreta’’ varía según la persona, pero todo comienza con un ejercicio simple de autoconocimiento: ¿cómo aprendes mejor?

Dime qué tipo de estudiante eres y te diré cómo aprender

Hay distintos tipos de estudiantes según su contexto y motivaciones, pero a grandes rasgos podemos hablar de 4 clases. Identificar cuál eres puede ayudarte a reflexionar y lograr los resultados que esperas.

  1. Estudiantes activos: ¡Los entusiastas! les apasiona todo lo nuevo. Actúan antes de pensar y por lo general, aprenden mejor si tienen una actividad que consideren un desafío. Realizan actividades cortas de resultados inmediatos.

Se les dificulta aprender cuando tienen un papel pasivo en su aprendizaje. Por ejemplo cuando están en un salón de clases, no se sienten protagonistas de la lección. También cuando deben analizar o interpretar datos y cuando trabajan solos.

  1. Estudiantes reflexivos: ¡Los observadores! Aprenden más cuando pueden observar detenidamente la información que les rodea, cuando tienen tiempo de analizar y reflexionar antes de actuar o cuando pasan desapercibidos.

Se les dificulta aprender cuando tienen que ser el centro de atención, cuando no pueden realizar la tarea tomándose el tiempo que consideran necesario y cuando tienen que actuar sin reflexionar antes.

  1. Estudiantes teóricos: ¡Los investigadores! Buscan el camino lógico para llegar a la resolución de un problema. Aprenden mejor cuando les presentan modelos objetivos, teorías y sistemas; cuando pueden investigar y rastrear información. Organizan sus ideas de forma secuencial.

Se les dificulta aprender con actividades que consideran confusas o inciertas, cuando deben desarrollar actividades muy subjetivas o emocionales y cuando tienen que trabajar sin un marco teórico de referencia.

  1. Estudiantes pragmáticos: ¡Manos a la obra! Su aprendizaje es más efectivo cuando les ofrecen actividades prácticas y pueden poner en marcha lo aprendido.

Se les dificulta aprender cuando tienen actividades que no se relacionan con la realidad y cuando no pueden relacionar la información con la práctica.

¿con cuál tipo de estudiante te identificas más?

Cómo influye la memoria en el aprendizaje

La memoria nos ayuda a adaptarnos al entorno en que vivimos y determina quiénes somos, es decir, nuestra identidad. Sin ella seríamos incapaces de aprender. Es por eso que la memorización es una técnica de aprendizaje que contribuye a retener conocimientos porque repasamos conocimientos aprendidos.

 


COMENTA!!!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.