¡Aumenta tu creatividad con Moodboards!

/ agosto 8, 2019/ Desarrollo/ 0 comments


Encontrar la inspiración muchas veces no es fácil. Especialmente si no tienes un punto de inicio o una temática a la que enfocarte. Si eres diseñador, ilustrador, artista o creativo, tener un moodboard hace la diferencia al momento de iniciar tu proceso de creación.

Incluso si no perteneces a estas áreas puede darte percepciones alternas si te sientes en un atasco.

¿Exactamente qué es un moodboard?

moodboard1

Un moodboard es un tablero de inspiración. Es una mezcla de imágenes, colores, texto, ilustraciones, palabras, fuentes y figuras que definen la dirección o carácter de tu proyecto. Puede ser tanto digital como físico, dependerá de tus objetivos.

Lo interesante de tener uno es que permite que otras personas puedan ver lo que piensas y sientes sobre una idea o intención. Esto muchas veces es más holístico y conveniente que un mero proceso secuencial-analítico o de lluvia de ideas.

También, un moodboard evita que te disperses demasiado y acota el alcance de tu temática.

¿Cómo puedes crear tu propio moodboard?

Estilo

Moodboard2

Busca contrastes en temáticas y define el color del estado de ánimo. ¿Quieres un moodboard antiguo o futurista? ¿Masculino o femenino? ¿Intenso o en calma? Recuerda hacerlo evidente, tener claro el estilo es vital.

Al escoger el color debes tener en cuenta la forma como se comporta con otros. Los colores de por sí transmiten emociones. Las paletas opacas pueden transmitir sentimientos más fríos mientras que las más brillantes pueden transmitir energía.

Explora y busca

La inspiración está en muchas partes. No te limites a las imágenes de google. Toma fotos, busca tipografías, escanea libros, usa foros, redes sociales, sitios web, ve a un museo, restaurante, etc. Presta atención y almacena lo que tenga un potencial para tu moodboard.

Menos es más

¡Ten cuidado con la sobrecarga de información! Puedes expresar lo esencial con un limitado número de elementos. Si estás trabajando con un cliente, no querrás que se sienta abrumado y pierda interés.

También puedes usar una composición de prioridad dentro de tu moodboard. Lo más relevante deberías ubicarlo en el centro y con mayor tamaño. Hay varias formas de resaltar al protagonista de tu tablero (contraste de colores, tipos de línea, fondos, etc).

Ensúciate las manos

Tienes el mundo en tus manos con internet, pero eso no quiere decir que debas copiar y pegar todo lo que veas. Diseña, pinta, dibuja o ilustra tú mismo y explora con las formas que ya tienes para agregar matices, énfasis o estilos. No necesitas ser un Picasso, solo inténtalo.

¡Inspírate!

Ahora que ya tienes tu propio tablero, ¡úsalo!

Recuerda, el proceso de inspiración debe ser algo placentero y divertido. Una vez lo tengas listo tendrás un punto de partida bien definido para crear tu próxima obra de arte.

 

Nestor


COMENTA!!!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.